13 dic. 2010

Fallo I Concurso-Maratón de Microrrelatos DeSgenerados




Otra cosa no soy que esas imágenes
que baraja el azar y nombra el tedio.
Con ellas, aunque ciego y quebrantado,
he de labrar el verso incorruptible
y (es mi deber) salvarme.
El Hacedor. J.L. Borges
Las contradicciones nos acechan detrás de cada esquina, como la primavera, el amor o la muerte.
La coherencia nos sigue pareciendo la virtud más inalcanzable del ser humano que raya con la revolución, mira de soslayo, implicando inevitablemente, a la justicia, menospreciada frente a la igualdad y la libertad.
Entre la coherencia y las contradicciones se hace público el fallo del jurado del I Concurso-Maratón de Microrrelatos DeSgenerados. Con el ánimo de que sigan leyendo este circunloquio decimos ya que el primer premio recae en el texto tituladoInsurgenta” y los finalistas son “Monterrosano” y “Un día más”. Los porqués siguen a continuación.
Primero agradecer infinitamente (y más allá) a las personas que, finalmente, pudieron ejercer como parte del jurado: Carmen Castro y Lauro Zavala. Pretendíamos que el jurado estuviera compuesto por especialistas en sendos temas que impulsan el Proyecto DeSgenerad@s, el Género y la Literatura.
Muchas personas recibieron la invitación (o asalto a letra armada) de formar parte de él. Todos y todas, sin excepción, dijeron que sí a la propuesta, pero quienes no figuran hoy como parte de él, no están presentes por motivos personales que impidieron su participación. Algún día, si lo autorizan, estaremos en disposición de publicar sus nombres. Por ello, nuestro agradecimiento una vez más a quienes están aquí y permiten unir sus nombres a esta propuesta del Proyecto DeSgenerad@s. No podemos prometer que aquí se terminen las gracias, pero lo intentaremos.
Queremos destacar que, desde el punto de vista literario, y como opinión de uno de los mayores especialistas en minificción del mundo, Zavala consideró que ninguno de los textos presentados podía ser considerado como microrrelato, por lo que, en justicia, el premio debería declararse desierto. Apuntar que, en este aspecto, la Organización coincide plenamente con el maestro: “Tal vez quienes envían textos a un concurso no son quienes tienen la urgencia de escribir, sino sólo lectores que anotan alguna ocurrencia. Tampoco veo que estos concursantes tengan un poco de malicia literaria, ironía, imaginación. Todos escriben sobre los dos temas propios de un taller de principiantes, que son la incomunicación y la muerte. No hay ninguna elaboración literaria, ningún esfuerzo por construir un lenguaje propio […] Creo que estos concursantes necesitan tallerear sus textos para escribir cosas distintas. Y leer literatura”.
Por otro lado, por el del Género, la especialista Carmen Castro nos comenta que “He tenido en cuenta el efecto multiplicador que tiene el mensaje que transmite cada microrrelato. De mayor a menor importancia he considerado primero si ofrecen pautas de comportamiento proactivas de las mujeres e invitación a la no-resignación, a la acción directa para (salir de) eliminar la violencia patriarcal; también he tenido en cuenta si el escenario que muestran refleja que es posible un cambio liberador”.
Aunque no tenga relevancia para el caso, queremos destacar la coincidencia de la Doctora Castro con el gusto de la mayoría de las personas que componen el Proyecto. Si en una apresurada lectura desde el punto de vista literario o de género, como impresión a primera vista y regusto en la memoria que debe de tener la “buena” literatura, “Insurgenta” es el texto (que no microrrelato) que hubiéramos elegido. Su lista prosigue con “Fin”, “Un día más” y “La felicidad”.
Igualmente, la Doctora Castro cree que merecen una mención especial, por lo bien que transmiten las dificultades de acabar con la lacra social de la violencia patriarcal: “Voces de Mujer” y  “Monterrosano”.
Teniendo en cuenta la opinión del Doctor Zavala que comenta que “sólo el texto “Monterrosano” me despertó del letargo. Pero no es un texto literario, sino una declaración de principios”, es por lo que la Organización ha decidido declarar a este texto —por haber sido nombrado por ambos miembros del jurado— de Mario Ortiz, que participó con el pseudónimo “Memorias de Suré” como finalista del Concurso.
Nos vemos en la imposibilidad de declarar desierto el Concurso por no estar especificado en sus bases, aunque seguimos opinando que sería, literariamente hablando, la mejor opción. Así pues, la Organización del evento decide, intentado mezclar el tema del género y del microrrelato, otorgar el otro puesto de finalista a Mariola Martín, participante con el pseudónimo “Guapita” y el texto “Un día más”, por lo que el elenco (¿) de premios sería:
1.- Cecilia Rivera, por “Insurgenta” (pseudónimo: Run Strega Run).
2.- Mario Ortiz, por “Monterrosano” (pseudónimo: Memorias de Suré).
3.- Mariola Martín, por “Un día más” (pseudónimo: Guapita).

Este atraco a letra y corazón armados, como saben, nació del deseo de algunas personas empecinadas en creer que la palabra, el lenguaje, la comunicación humana es —si no la única— la mejor herramienta para contribuir a la evolución de esta especie.
El jurado fue “atracado” sin previo aviso, casi igual que las personas participantes en el evento, cosa que, en lugar de avergonzarnos, nos enorgullece sin saber exactamente por qué.
Por este motivo queremos destacar la participación de quienes tuvieron —no vamos a decir el tiempo sino— la iniciativa y las ganas de dedicar parte de su vida, como jurado o concursantes, en este Proyecto en el que había cientos de personas apuntadas pero que, por quién sabe qué motivos, tan sólo participaron 39 personas.
Tener ideas es conditio sine quanon del ser humano. Escribirlas necedad de artistas, indispensable. Emplear parte de tu vida en compartirla, un mérito del que queremos dejar constancia desde aquí.
Así pues, ante la avalancha de buenas intenciones y la carencia de buenas acciones (dice el refrán que el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones) patente con esta convocatoria, el Proyecto DeSgnerad@s redondea el premio y cede en lugar del 50% el 100% de las aportaciones voluntarias para que la ganadora lo done a la Organización defensora de la igualdad que decida: 40 (impresionantes) euros.
Abrigábamos la esperanza tan manida de que, esta vez, todas las personas que se habían comprometido a “hacer algo más” que estar de acuerdo con una causa, por el mero hecho de tener que “molestarse” en rellenar un formulario y, además, contribuir con una donación tan exorbitada que no da ni para comprar un macmenú o un taco en el changarro de la esquina, ayudaría a implicarse de una manera distinta. Seguimos sin perder esa esperanza que cada vez se aleja más de la palabra “solidaridad” cuando se trata de hacer “algo más” que expresar nuestra opinión y votar cada cuatro, seis años.
Por eso, si fuimos 39 o 41 loc@s esperanzad@s, ya somos más que nada y más que nadie. Así que aprovechamos la coyuntura —como suelen decir “nuestr@s” polític@s para anunciarles que el II Concurso-Maratón de Microrrelatos DeSgenerados (Bases) queda abierto desde el día de hoy.
Los textos que participaron en la primera convocatoria y cuy@s creador@s autorizaron su publicación en los blogs del Proyecto, serán expuestos a la “opinión pública” para fomentar el debate literario y social.
Igualmente, el Proyecto DeSgnerad@s, en agradecimiento a los y las participantes en este primer certamen, quiere proponer que la totalidad de los textos enviados sean considerados para formar parte de un taller online de microrrelatos con perspectiva de género, con la finalidad de convertir todas estas contradicciones en certezas, más que sea momentáneas, más que sea literarias.
Es un placer saber que están ahí, todas, todas y demás parientes.

Un abrazo DeSgenerad@.

2 comentarios:

Cecilia Rivera Vera dijo...

Ha sido un placer participar en la doble apuesta del Proyecto Desgenerad@s.

Celebro de bona fides el « atracamiento » del jurado. Gracias a ello hemos saboreado textos que sin ser microrrelatos stricto sensu , nos revelan la inquietud de los participantes frente a la inequidad de género. « Lo personal es político”, se dijo alguna vez.

La palabra escrita nos empodera, querid@s 39 o 41 loc@s esperanzad@s . Sigamos en ello.

Un abrazo y gracias totales.

Cecilia Rivera Vera

Taller de Cuentos DeSgenerados dijo...

Gracias a ti, a tu labor como constructora de palabras que -ahora sabemos- también tenían la misma finalidad que busca el Proyecto DeSgenerad@s.

Publicar un comentario

Gracias por compartir tu opión.