26 oct. 2012

En ocasiones veo RAE's




   Fieles a nuestro compromiso con la Literatura y el Género, acudimos una vez más al pulcro, benemérito e irreal diccionario de la RAE para comprobar cómo llevan a gala su machismo desde lo más profundo de sus convicciones.

   En nuestros Talleres solemos jugar con palabras porque las cosas serias tienen que ser divertidas y a través del humor se inculcan, en ocasiones, más mensajes subliminales de los que imaginamos.
Y con el lenguaje se llega a la parte más inconsciente del cerebro, a la más animal y desconocida de la que surge el don de la palabra.

   La RAE lo sabe, por eso nunca hemos querido decir que sus miembros sean ignorantes (haberlos haylos, y haylas, pero ellas, las pocas, las menos se sienten incluidas cuando se las trata en masculino) sino, como demuestran con su empecinamiento, mala gente que se empeña en perpetuar las violaciones de los Derechos Humanos con su indiferencia.

   Por eso, siguiendo el precepto horaciano de  «delectare prodesse» buscamos al azar alguna palabra y comprobamos lo que a bien tiene por obligarnos a entender la Academia.

   Por ejemplo, “matrona”: comadrón, na.

   (De comadre).
   1. m. y f. partero.

   La pregunta es inmediata: ¿Cuántos “comadrones” existen? Si conocen a alguno ¿lo han oído referirse a sí mismo como “comadrón”? Curiosamente la palabra viene de “comadre” y no de “compadre”, pero la RAE, fiel al patriarcado más rancio, siempre pone primero al hombre.

   Lo mismo sucede cuando vamos a la palabra asociada que, aunque dice que es de género masculino (primero) y femenino (después, al final, siempre detrás) sólo aparece “partero”.

   Comprobamos que la RAE sigue cometiendo la misma falta de ortografía básica de no respetar el orden alfabético y pone primero “partero” en lugar de “partera”. ¿Recuerdan aquello de “a, e, i, o, u”? Pues las ilustres y amuebladas cabezas de la RAE no, por lo que se ve.

   Pero inundémonos de saber: “partero, ra”

   1. m. y f. Persona con títulos legales que asiste a la parturienta.
   2. f. Mujer que, sin tener estudios o titulación, ayuda o asiste a la parturienta.

   Para desgracia de la RAE no pudieron decir “a los parturientos” para usar el masculino genérico. Cosas de la naturaleza, que parece no opinar lo mismo.

   Pero, eso sí, en la segunda acepción el diccionario se desata y, sin que sirva de precedente, ignorando su propia definición y que primero es “partero”, dice que se trata de una mujer y, claro, no una mujer “normal”, sino una sin estudios o titulación. Seguro que por eso no dijeron, como en la primera acepción, “persona”.

   Lo que no se nombra no existe. Incluso hay ocasiones en que se nombran y no existen… En ocasiones veo RAE’s.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir tu opión.